La Rueda de la Fortuna

Bitácora de economía y medios de comunicación

El fin de la historia de EMI

Posted by Francisco Vidal Bonifaz en febrero 3, 2011

Sede de EMI en Londres | Foto: Wikimedia Commons.

Por Francisco Vidal Bonifaz.

En los negocios como en la vida, los errores se pagan caro y cobran altas facturas, y si no se cree en esta realidad basta con voltear a ver a la empresa discográfica EMI.

EMI son las siglas de The Electric and Musical Industries, compañía que nació en Inglaterra en marzo de 1931, lo que significa que en marzo de este año cumplirá 80 años.

La empresa es una de las cuatro firmas discográficas más importante del planeta, grupo en el que están inscritas también Universal Music Group, Sony Music Entertainment y Warner Music Group.

La mayoría de las empresas que se dedican a la grabación y distribución de música tardaron en entender que el modelo de desarrollo de su actividad se estaba modificando aceleradamente.

Con la proliferación de dispositivos para grabar y distribuir música acabaría por socavar el viejo modelo de la distribución musical por medios físicos controlado por un grupo de empresas.

Este cambio metió en problemas a varias compañías y EMI no fue la excepción, al grado de que en abril del año pasado habíamos dado a conocer un reporte (El ocaso de EMI y la distribución de música digital) sobre los problemas financieros que enfrentaba.

Pero lo quebrantos de la discográfica no son nuevos. Ya en agosto de 2007, el control de la mayoría de las acciones de la compañía había pasado a manos del fondo de inversión Terra Firma Capital Partners que desembolsó 4.2 mil millones de libras esterlinas (equivalentes a 8.4 mil millones de dólares).

Desde que llegó la nueva administración los ingresos de la empresa remontaron modestamente hasta alcanzar mil 458 millones de libras en su ejercicio fiscal 2008, mil 569 en 2009 y mil 651 millones en 2010. Pero en ese mismo periodo reportó pérdidas sucesivas.

Por si no bastara, pesa sobre su operación una deuda valuada en 3 mil millones de libras esterlinas (equivalentes a 4.8 mil millones de dólares).

Durante el año pasado se mencionó que para hacer frente a la deuda EMI podría fraccionarse, vender parte de su discoteca o incluso podría ser absorbida por una de sus rivales.

Finalmente el dilema se resolvió de la manera más sencilla, el grupo financiero estadounidense Citigroup, uno de los principales acreedores de la compañía, convirtió la deuda en capital y decidió tomar el control de la compañía.

El acuerdo se anunció el pasado dos de febrero pero eso no significa que el grupo financiero estadounidense quiera entrar al negocio de la música –como señala un despacho de la agencia AP—, sino que tomaron el control para buscar a un nuevo comprador.

La discografía de EMI incluye obras de creadores como Los Beatles, Pink Floyd y Coldplay, pero la fama y popularidad de los mismos no fue capaz de evitar su decadencia financiera.

No sería raro que EMI, como empresa, desaparezca y sólo se mantenga como un sello más dentro de la industria.

Le queda de consuelo, pese a todo, que no es la única discográfica en desgracia. En la prensa neoyorkina se señala que Warner Music Group ya contrató a la firma de inversiones Goldman Sachs para buscar a un potencial comprador.

Si utilizas este material por favor citar como:

Vidal Bonifaz, Francisco. “El fin de la historia de EMI” [en línea]. En: La Rueda de la Fortuna. 3 de febrero de 2011. Bitácora <ruedadelafortuna.wordpress.com> en el servidor <www.wordpress.com>. [Consulta: introduce la fecha de consulta].

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: