La Rueda de la Fortuna

Bitácora de economía y medios de comunicación

Matrimonio forzado

Posted by Francisco Vidal Bonifaz en diciembre 10, 2007

La televisión e Internet están cada día más cerca. Se trata de un proceso de convergencia entre el mercado distribuidor de imágenes en vivo (televisión) y las redes que transmiten información bajo el protocolo conocido como Internet.

Una de las modalidades de este nuevo mercado es la posibilidad de ver los programas que sólo se podían sintonizar por medio del televisor, en la computadora.

Ahora se desarrollan varias iniciativas para tal fin y, de manera natural, uno de los principales participantes en nuestro país es Televisa y ha dispuesto que su portal de internet, esmas.com, comience a ofrecer la posibilidad de ver programas en vivo por medio de la computadora. El costo del servicio varía, de 149 pesos por un mes a mil 90 pesos por un año.

Televisa ofrece la programación de sus canales abiertos, el de paga Telenovelas y el canal 40 de TV Azteca. Ésta última desarrolla su alternativa “Control Azteca“, que permite sintonizar en vivo las señales de sus tres canales de la ciudad de México (7, 13 y 40) a un precio de suscripción de 100 pesos por un mes y hasta 950 pesos por un año.

Cadena Tres —que opera el canal 28 en la Ciudad de México— también está ofreciendo su programación por medio de su sitio de Internet, de manera totalmente gratuita. Como se sabe Cadena Tres es una compañía hermana de Excélsior.

El Canal 11, señal que depende del Instituto Politécnico Nacional, también ha puesto un servicio de video bajo demanda de varios programas en su sitio de Internet.

El fenómeno de la transmisión de programas en vivo o bajo demanda por internet no es privativo de la Ciudad de México, en realidad se está extendiendo por todo el país.

El portal Global InternetTV, uno de los mayores agregadores de este tipo de servicios, reporta la existencia de 58 señales de televisión que distribuyen la misma por medio de la red de Internet.

Este territorio no solamente está dominado por los productores de señales, los dueños de las redes también entrarán a la batalla por dominarlo.

El caso más representativo es el de Telmex, que por medio de su servicio Prodigy Media está participando en el servicio de la distribución de señales de televisión por Internet.

Telmex tiene una condición especial. Por un lado tiene en la experiencia en la contratación de señales de televisión, pues algunas de sus filiales en el extranjero –Guatemala y Brasil, por citar dos casos—, participan en el mercado de la televisión de paga.

Por otro, en México, su red de acceso de Internet es la más robusta, incluye 3.1 millones de contratos, de los que 85% son usuarios de banda ancha y pueden tener acceso a este nuevo tipo de servicios de video.

El futuro del mercado de distribución de señales de video por Internet todavía es incierto y esta situación es una consecuencia directa de que solamente 12.3% de los hogares en el país posee una conexión a Internet, según reportó recientemente el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI).

Así, hasta ahora, el matrimonio entre la televisión e Internet parece un enlace forzado, aunque no se puede desdeñar la posibilidad de que esta relación tenga mejores perspectivas en el futuro.

Publicado en Excélsior, 5 de diciembre de 2007.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: