La Rueda de la Fortuna

Bitácora de economía y medios de comunicación

Hasta el tope

Posted by Francisco Vidal Bonifaz en febrero 14, 2008

televisa-1.jpg

Todo indica que el mercado de la televisión abierta en México está llegando a su punto máximo de expansión y, más específicamente, para Grupo Televisa.

En efecto, en días pasados, el presidente del consorcio mediático, Emilio Azcárraga Jean, advirtió que su grupo había alcanzado los límites de su expansión en el mercado mexicano.

Abundó señalando —de acuerdo con los reportes de prensa— que Televisa tiene una participación de 70 por ciento en el mercado de la televisión. Se refería a la televisión abierta, segmento que a su vez ha logrado penetrar en 98 por ciento de los telehogares.

Así, con ventas anuales que rondan los dos mil millones de dólares, Televisa ha alcanzado el máximo desarrollo en este segmento del mercado. Habría que mencionar, sin embargo, que el límite no sólo se alcanza debido al abrumador peso de la empresa en la televisión abierta, sino que también es consecuencia de importantes transformaciones en la forma en que se distribuyen y consumen las imágenes, lo cual también contribuye a acotar la expansión de lo que hasta ahora conocemos como televisión abierta.

Y es que la proliferación de la televisión de paga, de los reproductores caseros (videocaseteras o dvd) o móviles (celular o iPod) y el uso mismo de la computadora, entre otras opciones, está ejerciendo este ajuste en la forma en que consumimos las imágenes móviles.

Hasta 2006, los ingresos por publicidad en la televisión abierta oscilaron en alrededor de 2.6 mil millones de dólares —la cota más alta de la última década— y no parece existir motivo alguno para pensar que esa marca se superará.

¿De dónde sacará, entonces, dinero extra Televisa? Del exterior.

Hasta ahora los ingresos que obtiene la televisora por ventas realizadas en otros países representan 11.6 por ciento de su facturación anual y suman un promedio de 400 millones de dólares al año.

El agotamiento del mercado interno de la televisión abierta, su principal fuente de efectivo, ha llevado a que, paulatinamente, Televisa haya abierto sus negocios en el extranjero.

Ahora, por ejemplo, licencia su programación a Univision —para el creciente mercado de televisión en español en EU—; vende programas y canales completos a las televisoras de más de 60 países; es accionista de la cadena de televisión española La Sexta; ha ampliado su sistema de televisión satelital a Centroamérica y el Caribe; edita y vende revistas en varios países de América Latina, y hasta está tratando de internacionalizar sus equipos de futbol.

Televisa también ha luchado por tener una mayor participación en el mercado de la televisión en español en la Unión Americana, aunque su incursión ha estado limitada por las leyes de ese país y ahora incluso ha transcendido su intención de licitar la adjudicación de un canal privado en Colombia.

No sería la primera incursión del negocio en la producción directa en países de América Latina, pues en los años 90 se estableció en la televisión peruana y en la chilena inversiones de las que, a la postre, se deshizo.

Pero habiendo alcanzado el tope de su expansión en México, todo indica que Televisa jugará todas sus fichas por conquistar porciones mayoritarias del mercado de televisión en español, tanto en Estados Unidos como en España y América Latina sin descuidar, por supuesto, la posición de privilegio que mantiene en México.

Publicado en Excélsior, 13 de febrero de 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: