La Rueda de la Fortuna

Bitácora de economía y medios de comunicación

A la sombra del descrédito

Posted by Francisco Vidal Bonifaz en octubre 29, 2008

Por Francisco Vidal Bonifaz.

Business Week es una de las revistas más influyentes en el mundo de los negocios y las finanzas de Estados Unidos y de buena parte del planeta.

El semanario, se publicó por primera vez en 1929, un año marcado por el desastre para la economía y los negocios en el planeta.

En la actualidad es una marca que engloba varios servicios de información financiera, aunque el semanario, por sí solo, es consultado por 4.7 millones de personas cada semana, según cifras de la propia publicación.

Business Week se ha granjeado una gran fama como fuente confiable de información económica y financiera a tal grado que, además de su edición en Estados Unidos, tiene 9 tiradas locales más, entre las que se encuentran las destinadas a los mercados de China e Rusia.

La publicación forma parte del consorcio Mc Graw-Hill, una empresa fundada en 1888 y que ahora opera en tres divisiones, la de medios de información –donde se engloban todos los productos bajo la marca Business Week—, la de educación, que edita una multitud de textos y materiales educativos para escolares y, por último, la división de servicios financieros. Este grupo multimediático factura cada año 6.7 mil millones de dólares (2007).

El consorcio está viviendo una situación que raya en el “trastorno de personalidad múltiple”, pues sí de un lado se mantiene la respetabilidad de su principal publicación de negocios por otro, su más importante empresa de servicios financieros, Standard & Poor’s, forma parte de las calificadoras de valores que están siendo sujetas a una fuerte crítica después del desplome que han sufrido los mercados financieros.

Mc Graw compró a esta firma en 1966 y el desarrollo de la misma ha sido tal que por sus servicios reportó ingresos de 3 mil millones de dólares el año pasado. Standard & Poor’s (S&P) tiene tal fama que, uno de los índices diarios del desempeño del mercado de valores de Nueva York lleva su nombre: el índice Standard & Poor’s.

La firma tiene sus orígenes a principios del siglo XX y su principal misión es brindar información y análisis a los participantes de los mercados financieros. Dentro de esta labor destaca la calificación de la capacidad de pago de las empresas que emiten valores.

Ahora, la labor de S&P junto con la de Moody’s y Fitch Ratings –otras dos compañías calificadoras—, están siendo cuestionada a resultas de los graves problemas financieros que se encaran en la actualidad.

“La historia de las entidades de calificaciones crediticias es la historia de un fracaso colosal”, dijo la semana pasada el congresista demócrata Henry Waxman presidente el Comité de Supervisión y Reforma Gubernamental de la Cámara de Representantes de Estados Unidos.

De acuerdo con un despacho de la agencia de noticias Reuters, un ex ejecutivo de S&P habría señalado que “las agencias se enfocaron en maximizar las utilidades a corto plazo y que el dinero de los valores respaldados por las calificaciones aumentó tanto que los gerentes perdieron su foco”.

Una de las funciones de estas agencias de investigación y calificación es poner un coto a la extrema voracidad que desarrollan los miembros de los mercados financieros, apetito que tiende a menospreciar los riesgos implícitos en sus operaciones.

Pero Standard & Poor’s y sus coterráneas cayeron en el mismo mal que trataban de prevenir. En los próximos días se aparecerá mucha más información de un asunto que apenas está empezando a aflorar. Mientras tanto, a contrapelo del prestigio acumulado durante décadas  por Business Week, Standard & Poor’s arrastra, y arrastrará tras de sí la sombra del desprestigio.

Si utilizas este material por favor citar como:

Vidal Bonifaz, Francisco. “A la sombra del descrédito” [en línea]. En: La Rueda de la Fortuna. 29 de septiembre de 2008. Bitácora <ruedadelafortuna.wordpress.com> en el servidor <www.wordpress.com>. [Consulta: introduce la fecha de consulta].

2 comentarios to “A la sombra del descrédito”

  1. […] A la sombra del descrédito […]

  2. […] semanario formó parte, durante varios años, de Mc Graw-Hill “una empresa fundada en 1888 y que ahora opera en tres divisiones, la de medios de información –donde se […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: