La Rueda de la Fortuna

Bitácora de economía y medios de comunicación

Archive for 6/04/08

Triple alianza

Posted by Francisco Vidal Bonifaz en abril 6, 2008

Televisa y Televisión Azteca anunciaron, recientemente y por separado, sendas iniciativas de negocios que buscan brindarles una mejor posición en la guerra por el predominio de los medios en español —en este caso el segmento de televisión—, especialmente en el mercado de América Latina.

Destaca el fortalecimiento de Televisión Azteca en el mercado de la televisión abierta de América Central. En Guatemala adquirió 70% de Latitud TV, que le permitirá distribuir sus contenidos por medio de dos canales de televisión abierta y de los distribuidores de cable de ese país.

No se trata, necesariamente, de que el canal guatemalteco asegure grandes sumas de efectivo para la televisora mexicana, sobre todo si se considera que el mercado publicitario en ese país suma 100 millones de dólares anuales.

Pero la nueva plataforma le permite a Televisión Azteca tener nuevas fuentes de facturación, sobre todo ahora que el negocio de la televisión abierta no está en una fase boyante en México.

Amén de que consolida su posición en América Central, donde la televisora mexicana tienen presencia en un canal salvadoreño y servirá de gran escaparate para las ventas de otras empresas ligadas a Televisión Azteca, como son las tiendas Elektra y el Banco Azteca que ya tienen presencia en Guatemala.

Televisa, por su parte, dio un paso más agresivo al firmar una alianza con Telemundo. Como se recordará, la firmaestadunidense tenía varios meses pugnando por la aperturade la televisión abierta mexicana con el fin de obtener una concesión para operar un canal abierto en México.

El acuerdo consigna que uno de los canales abiertos de Televisa distribuirá programación producida por Telemundo y que un canal producido por la misma se distribuirá en los sistema de televisión de paga de Televisa: Sky y Cablevisión.

El acuerdo fue rápidamente bendecido por las autoridades de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes que, de paso, se quitaron de encima la constante presión que ejercía Telemundo para que se abriera el mercado doméstico de la televisión abierta.

“La dulce rendición de Telemundo” fue el comentario que publicó el diario Los Angeles Times a propósito de esta alianza.

Cierto, pero no sólo implica que ni Telemundo —a su vez, una de las tantas filiales de uno de los consorcios más poderos del planeta, General Electric— pudo doblegar al duopolio televisivo mexicano, sino que se abre una nueva perspectiva para la formación de una alianza que puede aspirar a encabezar el mercado de medios en español de América del Norte.

Si en el futuro se fortalece la alianza Televisa-Telemundo, se constituiría la fuerza más poderosa, al menos en el segmento del mercado de distribución de imágenes en español, en la porción norte del continente americano.

El asunto no termina aquí, pues Televisa también estácomenzando a tramar una alianza con Telefónica de España. Al menos eso fue lo que dejó entrever el presidente de la compañía mexicana, Emilio Azcárraga Jean, hace algunos días.

Puede imaginarse el lector una triple alianza que tenga como eje a Televisa, que en el vértice de la producción de contenidos sea apoyada por Telemundo y que en el lado de la distribución —manejo de redes— sea afianzada por Telefónica de España.

¿Estaremos viviendo los primeros susurros de esta triple alianza?

Publicado en Excélsior, 2 de abril del 2008.

Posted in Columnas | Leave a Comment »

Batalla por el español

Posted by Francisco Vidal Bonifaz en abril 6, 2008

En todo el planeta, de acuerdo con los estudios patrocinados por Fundación Telefónica, hablan español 439 millones de personas, lo cual la convierte en una de las cuatro lenguas más habladas a escala global.

Se ha convertido también en la segunda lengua de comunicación internacional o de intercambio, después del inglés.

Si el español se ha convertido en una de las lenguas con mayor dinamismo y, al mismo tiempo, es el vehículo natural de la economía mediática de los países hispanohablantes, lo que se está definiendo en nuestra época es la fuerza o fuerzas empresariales que, en el propio ámbito de los medios, encabezarán ese proceso.

El grupo español Prisa se ha puesto a la cabeza de la economía mediática en lengua española. El corporativofacturó el año pasado el equivalente a 3.7 mil millones de euros.

Gracias a su dinamismo —sus ingresos aumentaron 31% en el ejercicio 2007— y a la revaluación del euro, nohay congregación empresarial, en el ámbito del español, más poderosa que Prisa.

Atrás han quedado ya los días del reinado de la mexicana Televisa, que el año pasado facturó el equivalente a 2.8 mil millones de euros, que representa tres cuartas partes de la factura de Prisa.

Pero el grupo español se encuentra en una encrucijada, pues su mercado natural —España— ya no le basta para continuar su expansión, la que tiene que —necesariamente— abarcar todas las áreas del reinado de nuestra lengua común.

Es por esta razón que hace algunos días Juan Luis Cebrián, consejero delegado del grupo Prisa, pidió al gobierno español que tome la iniciativa para coadyuvar a que las empresas ibéricas puedan invertir en los medios de comunicación de varios países de América Latina, según reportó El País, diario insignia de ese agrupamiento empresarial.

Las barreras se expresan, para el caso de México, en que de acuerdo con la Ley de Inversión Extranjera vigente, la prestación de los servicios de radiodifusión y otros de radio y televisión, distintos de televisión por cable, están reservados exclusivamente a sociedades mexicanas.

En el caso de la impresión y publicación de periódicos para circulación exclusiva en territorio nacional, el índice de inversión extranjera no puede ser mayor a 49 por ciento.

Pero el caso de México no es el único y es por ello que Prisa requiere los buenos oficios del reelecto jefe de gobierno hispano, José Luis Rodríguez Zapatero, para tratar de abrir las legislaciones proteccionistas de varios países de la región.

Lo que está en juego es un mercado común de productos mediáticos en español que puede valuarse en 58.7 mil millones de euros, de acuerdo con estimaciones de la casa de consultoría PricewaterhouseCoopers.

A esta cifra sería necesario, sin embargo, añadir el valor de los bienes y servicios mediáticos en español en Estados Unidos que, como se sabe, exhibe un rápido dinamismo.

Las batallas por el dominio de los medios en español seguirán librándose en el futuro y uno de los territorios

más importantes a conquistar será el mexicano, país en el que más de 100 millones de almas hablamos esa lengua.

Publicado en Excélsior, 26 de marzo de 2008.

Posted in Columnas | Leave a Comment »

 
A %d blogueros les gusta esto: